Hepatitis C Síntomas
En los últimos años han surgido -y seguirán apareciendo- una gran cantidad de opciones terapéuticas que permiten no solo una mayor efectividad, con tasas de curación entre el 90 y el 100%

titis C es una enfermedad vírica que provoca la inflamación del hígado.

Este virus provoca una infección que puede ser aguda o crónica y sus manifestaciones pueden variar entre una dolencia leve o una enfermedad grave de por vida.

Actualmente se dispone de tratamientos muy efectivos con escasos efectos secundarios.
Si no se trata, el 15% de los pacientes con hepatitis C crónica acabará por desarrollar cirrosis y el 20% un hepatocarcinoma.

Síntomas y signos Hepatitis C

La mayoría de las personas no presentan síntomas hasta que el virus de la hepatitis C provoca daño hepático, lo cual puede suceder en 10 o más años.

Alrededor del 80-90% de los pacientes portadores de la infección son asintomáticos, hasta las etapas evolucionadas de la enfermedad.

Los síntomas agudos de la hepatitis C son los siguientes:

  1. Fatiga
  2. Decaimiento
  3. Dolor de cabeza
  4. Pérdida del apetito
  5. Pérdida de peso
  6. Dolor muscular y articular
  7. Sensación de presión en la parte superior derecha del abdomen
  8. Fiebre

¿Cómo se adquiere la hepatitis C?

El virus de la hepatitis C se transmite principalmente por vía parenteral, actualmente el contagio se ocasiona por:

  • Consumo de drogas inyectadas y esnifadas,
  • A través de procedimientos médicos o quirúrgicos con material que no está bien esterilizado,
  • Por relaciones sexuales de riesgo (homosexuales masculinos, o heterosexuales con varias parejas),
  • A través de tatuajes o piercing realizados en centros no controlados.
  • Nacer de una madre con hepatitis C
  • Pincharse de manera accidental con una aguja que fue utilizada en una persona infectada
  • Tener relaciones sexuales sin protección con una persona infectada
  • Tener contacto con la sangre o llagas de una persona infectada
  • Compartir agujas u otros materiales para el consumo de drogas con una persona infectada
  • Tatuarse o perforarse para colocarse un aro con herramientas no esterilizadas que fueron utilizadas en una persona infectada
  • Usar la navaja de afeitar, el cepillo de dientes o el cortaúñas de una persona infectada

No es posible contraer hepatitis C por:

  1. darse la mano o agarrarse de la mano con una persona infectada
  2. recibir la tos o el estornudo de una persona infectada
  3. abrazar a una persona infectada
  4. sentarse al lado de una persona infectada
  5. compartir cucharas, tenedores u otros utensilios para comer
  6. tomar agua o ingerir alimentos

¿Cuál es el tratamiento?

La hepatitis C se puede curar y no siempre requiere tratamiento. Hay distintos tipos del virus y cada uno puede responder de manera distinta al tratamiento.

El tratamiento estándar para la hepatitis C consiste en una combinación de medicamentos.
Con nuevos medicamentos a menudo el tratamiento tiene una duración de tres meses o en algunos casos, hasta seis meses.

Si tienes alguna duda déjame un comentario en Facebook y trataré de contestarte lo más pronto posible.

Facebook Comments
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 1 Promedio: 3]