Protesis Peneana
La implantación de una prótesis de pene constituye el último escalón en el protocolo de tratamiento de la impotencia.

¿Qué es una Prótesis Peneana?

Existen circunstancias en las que producir una erección puede ser difícil incluso con medicamento o este crea muchos efectos secundarios no deseados. Para estos casos existen como alternativa las prótesis peneanas.

Las prótesis peneanas son dispositivos que se implantan completamente dentro del cuerpo.
Producen un estado similar a una erección que permite al hombre tener actividad sexual normal. La operación para implantar la prótesis y el dispositivo utilizado no interfieren con la sensación, el orgasmo ni la eyaculación.

Tipos de Prótesis Peneanas

Las prótesis peneanas más simples consisten en un par de varillas flexibles que normalmente están hechas de silicona de uso médico, y producen un grado de rigidez peneana permanente que permite al hombre tener relaciones sexuales.

Estos dispositivos son maleables o inflables, lo que permite que pueda doblarse hacia abajo para orinar o hacia arriba para la actividad sexual.

Las prótesis peneanas inflables, también conocidas como hidráulicas o de 3 elementos son dispositivos llenos de líquido que pueden inflarse para lograr la erección. Son los implantes que dan una sensación más natural, ya que permiten controlar la rigidez y el tamaño.

Te puede interesar |  Síntomas de las verrugas genitales

¿En quienes se recomienda?

Las prótesis peneanas son recomendadas en pacientes con una lesión física en el tejido eréctil del pene, como la diabetes, la enfermedad vascular en todas sus formas, las lesiones medulares, la cirugía pélvica radical, la radioterapia pélvica, etc.

Generalmente, son pacientes que han intentado sin éxito tratamientos por vía oral e inyectables.

En general cualquier tipo de impotencia puede ser tratado mediante cirugía protésica, aunque hay que ser extremadamente conservador, sobre todo en el caso de tratarse de pacientes jóvenes.

¿Cómo elegir la Prótesis Peneana Adecuada?

Para tomar una decisión acertada respecto al tipo de prótesis a seleccionar es necesario tomar en cuenta:

  1. Las características anatómicas del pene (longitud, cirugías previas de pene, etc.)
  2. La causa de la impotencia
  3. Edad del paciente, estado de salud y riesgo anestésico
  4. Cirugías previas en el abdomen y pelvis
  5. Necesidad de manipulaciones a través de la uretra (sondajes, etc.)
  6. Factores económicos
  7. Por último, la elección del paciente.

 

Si tienes alguna duda déjame un comentario en Facebook y trataré de contestarte lo más pronto posible.

Facebook Comments
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]