tratamiento de las verrugas
La abstinencia total es la única forma a toda prueba de evitar las verrugas genitales y otras infecciones que se propagan a través del contacto sexual

En general los tratamientos contra las verrugas genitales, pueden ser eliminadas con medicamentos que se aplica el propio paciente o con un tratamiento realizado por su médico.

Las verrugas genitales deben ser tratadas por un médico. NO use remedios de venta libre propuestos para otros tipos de verrugas.

El médico especialista puede tratar las verrugas genitales aplicando un tratamiento cutáneo en el consultorio o le puede prescribir un medicamento que usted se aplica en casa varias veces a la semana.

Estos tratamiento abarcan:

  • Imiquimod (Aldara)
  • Podofilina y podofilox (Condylox)
  • Ácido tricloroacético (ATC)

Los tratamientos quirúrgicos comprenden:

  • Criocirugía
  • Electrocauterización
  • Terapia láser
  • Escisión quirúrgica (extirparlas)

Si usted presenta verrugas genitales, todos sus compañeros sexuales deben ser examinados por un médico y recibir tratamiento en caso de dichas verrugas.
Después del tratamiento inicial, el médico programará citas de control para ver si se presenta reaparición de las verrugas.

Las mujeres que hayan tenido verrugas genitales y las mujeres cuyos compañeros sexuales alguna vez tuvieron este tipo de verrugas deben practicarse citologías vaginales (prueba de Papanicolaou) al menos una vez al año.

Sin embargo, la recurrencia es común con o sin tratamiento, y puede ocurrir dentro de los 3 meses de finalizar el tratamiento en un 25% a un 60% de los casos.

Te puede interesar |  Dudas Frecuentes sobre el Virus del Papiloma Humano

Cualquiera que sea el tratamiento que usted elija, se recomienda lo siguiente:

Es aconsejable consultar a un médico antes de iniciar el tratamiento para las verrugas genitales.

Solicítele al médico que le explique el tratamiento, incluyendo los costos, efectos secundarios y beneficios probables.

Asegúrese de entender las instrucciones de seguimiento del tratamiento , tales como qué hacer con el malestar y cuándo buscar ayuda.

Sea paciente, el tratamiento a menudo toma varias visitas y son frecuentes las recurrencias (25 a 60% de los casos según el tratamiento elegido).

Si usted está embarazada o cree que podría estarlo, informe a su médico para que pueda elegir un tratamiento que no sea perjudicial para usted o su bebé.

Se recomienda evitar el contacto sexual con el área infectada durante el tratamiento, para proteger la zona tratada de la piel de la fricción y ayudar al proceso de curación.

Te puede interesar | Quistes Renales

 

Si tienes alguna duda déjame un comentario en facebook y trataré de contestarte lo más pronto posible.

Facebook Comments
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]