La operación de próstata con Láser Tulio por Vaporización se realiza bajo anestesia general y el abordaje se realiza vía transuretral con un endoscopio adaptado por donde se introducirá la fibra láser.

El sistema llamado “Luz Verde VFP”, es único, debido a que utiliza un láser KTP (Potasio-Titanio-Fósforo) de última generación y alta energía en unión de una fibra óptica especialmente diseñada para esta aplicación.

La unión de ambas, (láser + fibra) nos permite vaporizar tejidos blandos, eliminando por completo el tejido de la próstata agrandada.

El concepto de vaporización consiste en la eliminación por completo del tejido así como la fotocoagulación simultánea de los vasos sanguíneos, evitando prácticamente la posibilidad de sangrado, que es siempre la gran preocupación de los urólogos en la cirugía de la próstata.

La ventaja principal de la operación de próstata con Láser Tulio por Vaporización es el mínimo o nulo sangrado cuya consecuencia directa es una reducción de la estancia hospitalaria, de entre 3 y 10 días en las operaciones de próstata tradicionales, hasta poco más de 24 horas generalmente.

A su vez, el tiempo de sondaje y de recuperación se reduce de forma que generalmente el paciente vuelve a casa sin la sonda y la recuperación consiste en 2 o 3 días tomándose las cosas con calma.

Si tienes alguna duda déjame un comentario en Facebook y trataré de contestarte lo más pronto posible.

Facebook Comments
¿Te ha sido de utilidad el artículo?
[Votos: 0 Promedio: 0]